martes, 1 de julio de 2008

Smooth dixit

Un tipo que soñó a una geisha pescando. Mandó una carta a Sigmund Freud para que interpretara su sueño. Como no recibió respuesta le puso una demanda de tal intensidad que podría curvar el despreciable espacio tiempo. Como en la película Volver al futuro, donde había una broma recurrente, ya que el protagonista decía siempre que el problema estaba pesado, entonces el científico le preguntaba si en el futuro había pedos con la gravedad. Siempre me preguntan que si que hay con los sueños de los japoneses. Según una encuesta que hice entre mis amigos japos, ellos tienen los mismo sueños que un ser occidental. El clásico sueño donde están enfrente de la clase desnudos y todos se burlan. O la mamada esa de caerse por un barranco mientras a lo lejos se escuchan las sirenas de Ulises, sí cabrones occidentales, el mismo Ulises. El 80% de las mujeres tienen frecuentes sueños húmedos, mientras que solo 10% de los hombres japoneses los han experimentado.


Yo sueño últimamente que voy manejando un tráiler con una mano y con la otra sostengo una bolsita con agua y un pez. Voy en putisa, pero siento la obligación de sostener bien esa bolsa mientras esquivo automóviles. Ejercicio zen número 1 después del 1. Antes soñaba en que caía una lluvia de pianos que descalabraban a todos. Estudiosos modernos, no como Lacan que se tiraba a sus pacientes, sino como Panzano, han dicho que los japoneses sueñan mucho bambú y con osos pandas. Pues que se metan el bambú por el culo para que se fácil interpretar que no han superado la etapa anal, como muchos lectores de aquí. La gente es complicada incluso cuando duerme.


Matsuo Basho es considerado el más verga. Su competidor, un poeta jotolón que se llamaba Kobayashi Issa, siempre repudió los versos del mongolo Basho. El maestro Matsuo realizó cerca de 2 mil haikús y 5 libros de viajes. Pato Donald Keene, el crítico más conocido de oriente, dice que Basho tiene cuando muchos 100 haikús respetables, lo demás es mediocre. Issa, que odiaba la gloria falsa de Basho, decía que cuando muchos Matsuo tendría unos 20 ó 30 haikús medianos, lo demás debía quemarse. Mishima o Akutagawa, no me acuerdo quién de estos dos escritores a duras penas, creían hasta la medula que arde que los poemillas de 5-7-5 era un arte menor cuando mucho.


La generación del sano y aburrido Kenzab Oé considera que el haikú no es arte y que debería desaparecer de las formas tradicionales. Es una huevonería, en pocas palabras. Como el wey mamón de Vagas Llosa, que dijo una vez que al término “teatro Noh” debería quitarse la letra “h” final, porque era una pedantería. Yo digo que deberían partirse la madre en un ring, custodiado por 5 canguros con rabia para impedir que se bajen y que los devuelvan con unas pinchis patadas. Sólo Oliveira se atrevería a dudar de la existencia de los canguros y de los escritores a la Street Fighter, Champion Edition. Más bien a elevarlos al estatus de taoísmo ruidoso de metafísica.


Finalmente, Orobayashu, un amigo cercano de la facultad, está apunto de terminar su tesis sobre los brazos de la Venus de Milo. Desde que los 2 pedazos de mármol se descubrieron en Melos, muchos han especulado de culo que sostenía un cántaro, otros más centrados que mostraba la manzana de Paris, otros un grueso falo y otros que un espejo y un peine. Yo pienso que con una mano sostenía la manzana y con la otra se masturbaba por debajo del manto, al rey mato, es el prólogo del famoso Quijote, y un refrán popular de España. Se cree que los turcos enterraron los brazos en algún sitio de Constantinopla y que Cervantes participó en tal aventura. No mamar, deberían regresarlos. Voto porque le pongan brazos robótico o ya de perdida una antorcha. Una pistola. Punto final. No punto y seguido. Ahora sí punto final. Aquí está.(.)

1 reacciones:

Publicar un comentario

Aceptamos las críticas constructivas y destructivas, pero no aceptamos comentarios anónimos y normalmente los eliminamos. Con escribir su nombre al final de su nota basta. Que tenga un buen día.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...