domingo, 22 de julio de 2007

Wilhelm Reich y el sexo

Los científicos pueden dejar de echarle la culpa a las industrias y a los autos por haber hecho en unas décadas un daño incomparable al que se le ha hecho a la atmósfera durante toda la historia humana. Y es que los científicos del Colegio Americano de Orgonomía piensan que el culpable de los trastornos ecológicos de hoy día es, en gran parte, el bloqueo orgonótico en el ambiente. El orgón es, según la teoría de Wilhelm Reich, la energía universal que nos rodea y rige a todos.

Wilhelm Reich llegó a sus conclusiones sobre el orgón después de una serie de mediciones eléctricas que Reich hizo de un pene en el momento del orgasmo. Quiero suponer que fue su propio pene. Si es así, esto lo convierte, tal vez, en el científico más feliz de su generación. Reich, por algún oscuro motivo, pensaba que la energía extra que se generaba en el pene era de una naturaleza diferente a la energía “convencional” y la llamó “orgónica” (derivada de la palabra orgasmo).

Lo más notable es la relación que Reich estableció entre el Orgón y la sexualidad humana. Según el psicólogo austríaco, la represión de la líbido y del acto sexual crea un exceso de energía orgonótica destructiva (llamada “DOR”)en el cuerpo. Ésta puede causar malestar, dolor, y enfermedades, desde el resfriado hasta cáncer.

El orgón es de color azul, responsable por el clima, el color del cielo, la gravedad, la formación de las galaxias, y es la expresión biológica de la emoción y la sexualidad. El orgón no tiene masa o peso, es ubicuo, es el medio en el que ocurren los fenómenos físicos y está en constante flujo hacia el sol. El orgón crea la materia y por eso es responsable por la vida en a Tierra. Es algo así como Dios, pero en niveles de energía mensurables. Además, Dios no puede ser manipulado por máquinas.

La teoría del campo orgonótico es rechazada y vilipendiada por la mayoría de la comunidad científica mundial, etiquetada como pseudociencia y charlatanería, el producto de la mente de un respetado psicólogo que perdió la cabeza en los sesentas a causa de una serie de memorias traumáticas de la infancias. Recordemos que algo similar le sucedió al científico estadounidense David Banner al experimentar en sí mismo un proceso de reconstrucción celular con rayos gamma.

Reich no se transformó en un gigante verde, pero sí fue puesto en prisión en EEUU, país que le abrió las puertas al iniciar la segunda guerra mundial. El cargo: violar el acto de medicamentos y alimentos de los Estados Unidos al comercializar su “Acumulador de Energía Orgonótica”, una especie de cabina telefónica donde el paciente se sentaba y era curado de casi cualquier dolencia o enfermedad.

Según la página web del Colegio Americano de Orgonomía “la mitad de los problemas climáticos estarían resueltos si la humanidad se entregara de manera irrestricta a sus impulsos sexuales”

Así que, Brian, buena suerte convenciendo a Cindy de tener sexo en el mirador este fin de semana… Ahora tienes dos nuevos aliados en tu búsqueda de sexo vacío y premarital: ¡Wilhelm Reich y el orgón!

Dato curioso: el padre de Reich se suicidó de una manera muy extraña: se quedó de pie, por muchas horas, sin moverse, en un lago frío no muy profundo. Muchos días después se murió de neumonía. Esto me recuerda una línea de Monty Python, en boca de Gumby: “ yo les pondría un impuesto a los ancianos que se paran en el agua”.

3 reacciones:

Publicar un comentario

Aceptamos las críticas constructivas y destructivas, pero no aceptamos comentarios anónimos y normalmente los eliminamos. Con escribir su nombre al final de su nota basta. Que tenga un buen día.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...