domingo, 18 de mayo de 2008

Notas antiguas de poéticas (parte 2)

*En 1596 aparece Filosofía antigua poética, de López Pinciano, junto con el Cisne de Carvallo, la más importante en el horizonte de la literatura española. Es un diálogo entre tres personajes dividido en epístolas, recurso para escapar al dogmatismo de la teoría métrica (a la cual critica) y darle un aire relativista y perspectivista tan de moda en la época. Se aleja de la doctrina divinizante e intenta una síntesis entre las ideas de Platón y Aristóteles, aunque su libro termina siendo el principal difusor del aristotelismo en España. La imitación tiene una doble finalidad: enseñar doctrinas y, a través de ellas, lograr la felicidad.


*López Pinciano habla de la teoría del furor: “El furor poético es natural y ayudado alguna vez del espíritu divino”. Igualmente importante es la idea del furor amoroso: Cupido es el creador de la poesía; recuerda que Petrarca confesó que el amor lo hizo poeta.


*En 1598 Lope de Vega compara en La Arcadia la poesía y la pintura: “No sin causa fue la poesía de los antiguos comparada a la pintura, llamándola muda poesía y a la poesía pintura que habla”. Lope siempre estuvo enamorado del misterioso arte pictórico.


*En 1602 Luis Alfonso de Carvallo, exponente del manierismo español, publica Cisne de Apolo, al cual algunos eruditos han bautizado como ejemplo de poética de la Contrarreforma. Está compuesta por cuatro diálogos. Defiende a la poesía del vulgo “con quien mal acreditados andan los poetas”. Tomando ideas de Huarte de San Juan, establece que la cualidad más importante del poeta es la imaginativa, que es más conveniente escribir en clima caluroso y que es preferible estar enamorado.


*Carvallo es adepto de la doctrina de la oscuridad: “Que en hablar obscuramente los poetas imitan a los santos profetas”. La dificultad léxica es una cualidad de la poesía, al contrario de las tradicionales tendencias. Más adelante habla del contrahacer: es el demonio el que impulsa a la poesía insulsa. Para Carvallo, el diablo tiene envidia de los poetas que alaban al cielo.


*Curiosamente, en 1588, en el libro de Juan de Orozco, De verdadera y falsa profecía, se ilustra la inhabilidad demoníaca para con la poesía: se refiere el caso de una mujer poseída por demonios que se equivocó en una quintilla al cantar. Existen versiones que dicen que Dios intervino para que los demonios no pudieran poetizar adecuadamente.


*Carvallo cita a Estrabón: “Del poeta fue la primera sabiduría”, pues debate que la poesía existió antes que la filosofía. También anexa una de las doctrinas más atractivas de la época: que la poesía tiene poderes curativos.


*En Hispanoamérica también fructificaron las poéticas. Es el caso de Lima, Perú, donde en 1602 vio luz Primera parte de la Miscelánea Austral de Diego Dávalos y Figueroa. Contrapone el fin virtuoso de la poesía a la perversidad de las ciencias legislativas.


*En 1602 aparece Cuestión sobre el honor debido a la poesía de Lope de Vega, donde trata de dignificar a la poesía amorosa liberándola de la tradicional visión que la ubica en el pecado y la inmoralidad: “La poesía casta, limpia, sincera, aunque sea amorosa no es ofensiva, que no la ha parecido la del Petrarca a ningún recatado ingenio…”


*El súper erudito Bernando de Balbuena publica en 1604 su densísimo y ambicioso proyecto Grandeza mexicana, en donde se establece su visión ecléctica de la literatura. Escribe que el mundo es como un poema de Dios, en clara alusión a San Agustín. Balbuena cree que Adán fue poeta, ya que inventar versos le hacía más soportable los días. Una de las cuestiones más importantes es su énfasis en el mero deleite, no horaciano, que va más allá de cualquier burdo efecto moralizante.


*En 1606 Juan de la cueva escribe en El ejemplar poético que hay que procurar la claridad en los sonetos y evitar las palabras oscuras. Sus temas generales son la importancia de la verdad poética y el decoro.


*En 1608 en Perú ocurre algo curioso: una mujer anónima escribe el prólogo al Parnaso Antártico de Diego Mejía. El escrito titulado Discurso en loor de la poesía se apega a la visión tradicionalista que hace de Adán un poeta, pero le añade que Eva fue su ayudante en los menesteres poéticos.


*En 1609 en La constante Amarilis Cristóbal Suárez de Figueroa explica que el alma, presa en el cuerpo, comunica sus saberes y sus “concetos” en forma de poesía. También dice que el menester poético se encuentra en una etapa de decadencia por culpa de los hombres que viven en las ciudades: “Los moradores de las ciudades hace se ocupe (la poesía) indignamente en lascivos concetos y torpes lisonjas”. Es acérrimo rival de la utilización de la palabra oscura o complicada y, obviamente, del gongorismo: “Se levanta en España nueva torre de Babel”, anuncia.


*En 1624, en su Discurso poético, Juan de Jáuregui defiende la perspicuitas quintiliana, que es la pureza “suave” del estilo, la claridad que debe dignificar la tarea del poeta, no hundirla en la incomprensión de las palabras difíciles y “desabridas composiciones”.


*En 1613 en el Libro de la erudición poética Luis Carrillo y Sotomayor insiste en que el verdadero poeta debe ser un erudito. Establece una amplia distinción entre el escritor y el vulgo. Carrillo dice que la gente normal pretende entender y juzgar las obras poéticas, pero no tiene la preparación adecuada. Esta actitud de desprecio era normal en los tratadistas. Por ello, Carrillo incluso propugna por un lenguaje poético especializado y defiende la oscuridad en la poesía.


*Cervantes se apega a la viejísima doctrina de la poesía como misterio, mejor conocida como el “no sé qué”:

Es de ingenio tan vivo y admirable,
Que a veces toca en puntos que suspende,
Por tener no sé qué inescrutable.


*En el capítulo XVI del Quijote II, el demente caballero compara a la poesía con una doncella joven, “tierna y de poca edad”. Los críticos han notado este aspecto constante en la obra cervantina, donde el ideal poético se eleva hasta alcanzar las cimas de la personificación. Es la misma intensidad que llevará a Gustavo Adolfo Bécquer a escribir su famoso poema donde establece el mismo paralelismo y concluye, hablándole a la jovencita de ojos azules, que “poesía eres tú”.


*En 1617 Francisco Cascales publica su desprestigiado Tablas poéticas. Para la mayoría de los estudiosos es un retroceso en la mentalidad impulsada por el Pinciano y Carvallo. Con un estilo evidentemente soberbio y pedestre, Cascales no se cansa en decir que su libro es la salvación de los poetas. No le importa plagiar a Minturno, Robertello y Tasso, al punto de que es extraño cuando revela sus fuentes. Cascales logra, sin embargo, transmitir algunas ideas interesantes, aunque muy sabidas en la época: como que la oración larga y la oración breve devienen oscuridad; el poema debe ir en aumento hasta la perfección y lograr la admiración es un objetivo principal en la poesía heroica.


*En el manierismo la toma de conciencia entre la claridad y la oscuridad derivó lógicamente en el arte barroco. Todo ello alentado, en el fondo, por la propugnada originalidad del hombre moderno plasmada en los ideales de las poéticas, especialmente en las escritas por López Pinciano y Carvallo. El alambicamiento tendrá como objetivo, en su degradación, el puro adorno, el deleite sustraído de los efectos moralizantes de la doctrina horaciana; la palabra "oscura" vencerá a la claridad del verso: efecto nada extraño si recordamos que la literatura era vista con sospecha por los ejecutores de la Iglesia y la corte. La defensa del arte poético reformuló y adaptó en una amalgama inusitada el corpus contradictorio de las antiguas fuentes griegas y romanas. Todo ello formó la tradición, que llega hasta nuestros días, de legitimar una práctica artística que aún actualmente se cuestiona (a veces sutil y en otras encarnizadamente) su utilidad y su dudosa razón de ser.



0 reacciones:

Publicar un comentario

Aceptamos las críticas constructivas y destructivas, pero no aceptamos comentarios anónimos y normalmente los eliminamos. Con escribir su nombre al final de su nota basta. Que tenga un buen día.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...